Existen estudios que demuestran que el cerebro humano tiende a captar con mayor claridad aquello que nos presentan de forma negativa, en las campañas llamadas “negras o de contención” se ha confirmado que este tipo de información es más fácil de retener.

Siempre resaltar lo negativo en campañas políticas, ya sea del partido opositor o del mismo candidato, muchas veces es cuestión de marketing. Los consultores lo realizan de esa manera, porque ayuda a vender y lo pueden hacer también con un producto o servicio.

Publicidad negativa ¿Por qué funciona?

Las técnicas de marketing político que se basan en la publicidad “negra”, se centran en comparar dos productos, el propio y el de la competencia, haciendo alarde de las virtudes del que se oferta frente a la mediocridad del otro.

¿Cómo se benefician los políticos con estas técnicas?

Si hay un sector que sabe sacarle partido a la publicidad negativa, ese es el de los políticos. Auténticos maestros en derribar al contrario, son capaces de centrar sus discursos en la despiadada crítica del rival y en muchas ocasiones buscar polarizar a la sociedad para que no salgan a votar, debido al hartazgo que ya existe hacía la clase política del país.

Por este motivo, los debates de las campañas electorales se han vuelto un ring político, donde esperan siempre al vencedor y al vencido, sin importarles qué propuesta es la mejor para que los gobiernen, les preocupa más los ataques a sus contrincantes, ¿por qué? Porque eso vende, desafortunadamente.

¿Cuál es nuestra reacción ante lo negativo?

Cuando estamos ante estímulos negativos, nuestro cuerpo actúa casi de la misma forma que lo haría cuando algo nos produce miedo o preocupación: los latidos del corazón se nos disparan y nos notamos bastante estresados. La reacción causa- efecto parece clara: han captado nuestra atención y siempre se buscará estar alerta ante dicha situaciones de miedo.

Por extraño que parezca, nuestra naturaleza determina que siempre nos inclinaremos hacia lo negativo antes que a lo positivo, las incitaciones negativas estarán presentes en nuestro cerebro, por eso, las campañas negras casi siempre tienen éxito o permean en el electorado.

Publicaciones Relacionadas